Say my name, pero con lanas

Está claro que nos gustan las lanas;  de ahí el nombre de nuestra tienda-taller, que proviene de la expresión “devanar la lana”. Los señores de la RAE lo tienen claro, “Ir dando vueltas sucesivas a un hilo, alambre, cuerda, etc., alrededor de un eje, carrete, etc.etc.”; y eso es lo que hacemos cada vez que alguien se lleva uno de nuestras mimadas hilaturas, convertirlas en ovillo.
Y puesto que nuestro ingrediente básico es ése, teníamos que hacer algo especial para la decoración. A alguien se le ocurrió, inspirado por este tutorial,  rotular nuestro nombre con hebras de colores fluorecentes.
¿Qué necesitas?
 
  • Lanas de colores vivos de distintos grosores.
  • Plantillas con las letras o motivo elegidos.
  • Metro, martillo y clavos.
  • Una espalda fuerte, o en caso contrario, otra de repuesto
¿Cómo se hace?
 
La tarea se nos antojaba fácil, pero a decir verdad hay que tener paciencia y pasar mucho rato enredando. Sin embargo, el resultado bien merece la pena combinado con un “¡quién quiere riñones con lo bien que me  está quedando! “.
Estos son los pasos a seguir:
  1. abrir un documento nuevo en Photoshop con el tamaño que quieres que tenga el rótulo
  2. elegir un tipo de letra con el que quieres trabajar 3º escribir el texto con un tamaño de letra que ocupe el total del rótulo
  3. en Photoshop «Edición→Transformar→Escala» puedes cambiar el aspecto de la letra (nosotros la hemos hecho más fina)
  4. seleccionar las letras del texto y con la opción «selección→modificar→bordes» vaciar de color la letra para dejar el perfil que sirve de guía
  5. Mandarlo a una imprenta para que lo imprimieran en un papel continuo de poco gramaje para romperlo fácilmente (15 € en nuestro caso)
  6. Con un esparadrapo suave (para no dañar la pared) pegar las cuatro esquinas a la pared (muy importante la asistencia de alguien con buena vista que te indique cuando está horizontal!)
  7. Clavar los clavos a la distancia, unos de otros, que a cada cual le parezca bien. (Nosotros hemos usado clavos muy largos para darle varias capas de colores a las letras
  8. Armarse de paciencia para «madejar» (éste palabro no existe) la lana alrededor de los clavos… y descansar cada vez que el dolor de brazos te impida seguir si lo vas a hacer con tantas vueltas como nosotros
  9. Descansar y disfrutar tu trabajo.

3 comentarios de “Say my name, pero con lanas

  1. Ana dice:

    ¡Me encanta la idea! Ahora lo malo es decidir dónde ponerlo. Se me ocurre poner un "BIENVENIDOS" en la entrada. O los nombres de los niños en su cuarto.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies